El Pádel ¿Una moda?

WPT de Alcobendas. Gradas llenas como es habitual en el circuito

WPT de Alcobendas. Gradas llenas como es habitual en el circuito

Define el diccionario de la Real Academia Española la palabra moda como “uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en determinado país, con especialidad en los trajes, telas y adornos, principalmente los recién introducidos.”

Si nos olvidamos del detalle específico que hace referencia a la ropa y demás complementos, el Pádel reúne cada una de las tres cualidades que definen a una moda. Claramente está en boga entre un número creciente de personas pero casi exclusivamente en un país, España, y es además un deporte recién introducido si lo comparamos con la mayoría de grandes deportes. En contraposición, y para que quede bien claro, tendríamos al tenis, un deporte que claramente no es una moda ya que no podemos considerar que sea pasajero, su práctica no se no se circunscribe a un determinado país y evidentemente no es un recién llegado.

Así pues la eterna discusión de si es el pádel una moda no tiene sentido si nos atenemos a la estricta definición de la palabra moda. Cosa distinta es cuestionarse por el futuro de nuestro deporte, es decir ¿Logrará el Pádel superar la etapa de moda y consolidarse entre los deportes importantes a nivel internacional? ¿Conseguiremos entre todos que nuestro deporte se haga mayor y compita en la Liga de los grandes deportes? Esa es la cuestión y nuestro verdadero reto.

Uno le da muchas vueltas a esta cuestión ya que aunque sea de forma egoísta mi futuro depende de ello. Con los años he construido una teoría acerca de nuestro futuro. Es sencilla; la mayoría de deportes, excepción hecha de los de primerísima fila, tienen altos y bajos en cada uno de los países donde se practican. Un ejemplo claro que todos recordaréis es el caso del squash en España, que fue una auténtica locura allá por los 90. Un caso que se puede producir en breve será el probable incremento de practicantes de Batminton después del título mundial conseguido por Carolina Marín.

Imaginemos que el Batminton se convirtiera en deporte de moda en España, ¿Dependería su futuro de los posibles altibajos en nuestro país? De ninguna manera, el Badminton, al igual que el squash, se juega en muchos países y la evolución concreta en uno de ellos (a excepción quizás en este caso tan concreto de la China en donde el número de practicantes alcanza los 100 millones) no condiciona el devenir del juego a nivel mundial. Se podría decir que el deporte se va agarrando a una serie de países en cada momento y el número de territorios es precisamente lo que asegura su futuro.

Pero en nuestro caso el futuro es más incierto. Si la moda del pádel se desvanece en España, nadie tirará del carro. No habrá circuito profesional, ni un país espejo donde el resto pueda mirarse.

Somos un ídolo con pies de barro, lo cual no será problema siempre y cuando seamos conscientes y trabajemos en pos de la internacionalización de un deporte que reúne todas las condiciones menos una para conseguir destacar. Nuestro único hándicap es no tener un origen anglosajón, pero supongo que no hay nadie perfecto.

1 Comentario

Los comentarios están cerrados.

  1. Hola Javier, enhorabuena por tus artículos. Siempre estoy totalmente de acuerdo con tus opiniones y aprendo mucho de ellas. Para mí eres un gurú.
    En Andalucía, como sabes, el padel es un boom, pero me recuerda mucho a la burbuja inmobiliaria. Muchas pistas, muchos campeonatos, muchos entrenadores creando falsas ilusiones… Todo para buscar dinero rápido. En fin, creo que habría que crecer con las bases más fuertes, pero supongo que es una batalla perdida en este país.

    Nota: Perdona la impertinencia. Podrías recomendarme (por privado si quieres) una pala que tenga las sensaciones de la varlion azul, goma Eva pero sensación semiblanda, no se sí me explico. Muchas gracias Xavi.