Estructura del pádel profesional

El pádel es un deporte moderno con estructuras muy jóvenes en todos los ámbitos. Clubs, federaciones y circuito profesional llevan muy pocos años organizando un deporte en continuo crecimiento. Centrándonos en el pádel profesional este año tenemos un nuevo circuito que por suerte acoge también al pádel femenino, pero esta es solo una pieza más, la cúspide, de lo que debe ser la estructura de un deporte con futuro.

La pieza fundamental para la evolución del pádel profesional es sin duda la internacionalización con mayúsculas. Sin varios países que aporten jugadores, clubs, federaciones fuertes, organizadores de torneos y patrocinio, el futuro no es halagüeño. Mi apuesta es que un deporte profesional practicado en un país del tamaño de España no tiene largo recorrido.

Pero el pádel profesional tiene unos años de margen de vida en un solo país y es en ese tiempo donde se han de crear el resto de estructuras que deben después ser adaptadas y trasplantadas al resto de países. Y esas estructuras son un circuito de menores y unas pruebas de nivel intermedio donde los futuros profesionales se fogueen. Pienso que la responsabilidad de los circuitos de menores debe recaer, si el trabajo se realiza bien, en las federaciones, es su ámbito natural de actuación. El trabajo se viene realizando desde todas las federaciones autonómicas y la federación española con éxito en los últimos años aunque yo soy crítico con el sistema estatal de torneos que pienso podría dar mejores resultados si fuera más abierto. Pero, como digo, es evidente, y así hay que reconocerlo, que se están obteniendo frutos en forma de jugadores.

El problema grave hasta el momento es el circuito de segundo nivel, pensado para foguear a los jugadores jóvenes, dándoles partidos y oportunidades de disputar partidos importantes y no solamente fases previas de torneos grandes. Bajo la responsabilidad de los diferentes circuitos profesionales, todavía no se ha encontrado la fórmula mágica que contente a jugadores y organizadores. Actualmente el presupuesto de los torneos es demasiado elevado y retrae a los posibles organizadores. En un marco de colaboración entre circuito y federaciones se podrían encontrar soluciones que quizás también pudieran aplicarse al pádel femenino, pero que en cualquier caso pasarían por una rebaja de los costes de dichos torneos.

2 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. Hola Javier,

    Estamos en una situcion, que cada uno hace la guerra por su lado.(como en politica o nacionalismos)
    La federecion Española con la internacional.
    la guerra del PPT y WPT.
    Mi pensamiento seria copiar al tenis torneos de oro, plata y bronce.Donde entra el tema de las federaciones que tu muy bien comentas.
    Lo que esta realizando Madison de un circuito amateur internacional y aqui copiaria del golf las categorias de profesional y amater con puntuacion todos los campeonatos bajo supervision de la federacion.
    buscar un sponsors internacional que este en todos paises para realizar un circuito.
    Saludos

  2. Hola Javier, y hola a todos los buenos aficionados.
    Yo tengo un enfoque muy distinto para este nuestro deporte. En mi opinión no debería copiar el formato de circuito del tenis. Actualmente una joven promesa que quiera pasar a profesional tiene que irse un Domingo o un Lunes a otra ciudad para jugar previas. Además del coste económico que supone, le impide tener continuidad en sus estudios y le dificulta mucho tener un trabajo estable. Como bien apuntabas en un artículo anterior, hay un momento en que el joven valor debe decidir si jugarse su futuro a la única carta del pase a profesional. En todos los deportes ocurre esto, pero en el pádel es especialmente crítico por cuanto sólo los que están muy arriba en el ranking pueden vivir de esto y disponer de tiempo y recursos para dedicarse a entrenar y seguir estando arriba. Como decía, el formato del pádel, pienso que debería ser otro. Ya que es un deporte de equipo, debería copiar el formato de este tipo de deportes y romper, definitivamente, con el tenis. Se podrían organizar ligas entre equipos, el nombre de estos no sería el de los miembros de la pareja sino el de un sponsor, lo que favorecería mucho la entrada de estos. Digamos que en lugar de un gran sponsor como se necesita ahora, habría muchos con aportes inferiores. Los partidos se jugarían sólo en fin de semana con todas las ventajas que ello conlleva. Me atrevería a cambiar, incluso, el formato de los partidos, los equipos podrían ser de tres o mas jugadores, dos en pista y los otros en el banquillo, con cambios ilimitados, lo que permitiría jugar sin descansos haciéndolo más atractivo para el aficionado. Se jugaría con un tanteo distinto al tenis, tipo voleibol o tenis de mesa. Hay un precedente similar que terminó en liga profesional televisada y exitosa de público y que también comenzó con un boom de practicantes amateur de un nuevo deporte, me estoy refiriendo al fútbol sala.

    Un saludo y enhorabuena por el blog.