Jugadores profesionales y amateurs en WPT

Silingo durante su participación en el torneo WPT 2014 de Málaga

Silingo durante su participación en el torneo WPT 2014 de Málaga

5 torneos se han disputado ya del circuito WPT 2014. En categoría masculina se han disputado 79 partidos en los que un preclasificado, de los 8 que hay en cada prueba, se ha enfrentado a un no preclasificado. El resultado: 78 victorias para los preclasificados y solamente 1 derrota (la que se produjo en el partido Reca-Nerone vs Silingo-Quiles que son precisamente la pareja número 9).

Evidentemente el dato es demoledor y malísimo para el circuito. Los torneos se repiten una y otra vez con resultados que se pueden predecir de antemano. Y solamente a partir de cuartos de final se produce alguna, muy pocas, sorpresas. Si el examen lo hacemos en el cuadro femenino, los resultados son muy parecidos.

¿Es normal esta situación? Lamentablemente sí y eso crea un problema que a corto o medio plazo tendrá que ser tratado. Las razones que explican tal situación son las siguientes: la más importante y obvia es que los primeros jugadores del ranking son superiores al resto y es lógico por tanto que se agrupen entre ellos. Cualquiera lo haría, es muy respetable e incluso yo diría que así debe ser.

Pero a partir de ahí intervienen otros factores, algunos de los cuales sí podrían intentar modificarse para dar algo más de igualdad al circuito. Los mejores jugadores son los únicos profesionales de este deporte. Sus ingresos, que se reparten básicamente entre premios, patrocinio y participación en múltiples eventos, les permiten dedicarse casi exclusivamente a entrenar y prepararse. Cuentan con entrenadores, preparadores físicos e incluso algunos con psicólogo, dietistas o fisioterapeutas. El resto de jugadores, además de tener inferior nivel, tienen que compaginar sus entrenamientos con alguna otra actividad profesional (muchos de ellos dando clases de pádel).

Hay más. Los partidos que disputan los cabezas de serie se celebran en la pista central que WPT instala, generalmente en un pabellón, en cada uno de los torneos. Esa pista es diferente al resto de pistas del torneo y les da ventaja a los jugadores que semana tras semana disputan sus partidos allá. Es justificable que eso sea así, pero también es justo decir que beneficia a los mejores.

Sigamos. Las mejores parejas, como hemos dicho, tienen entrenador que suele acompañarles a todos los torneos. No es el caso de muchas del resto de parejas. Se produce la situación de que los mejores, disputando el partido en una pista que conocen mejor, además cuentan con un asesoramiento in situ que en ciertos momentos puede decidir un partido. Realmente se hace extraño contemplar un deporte donde un equipo dispone de entrenador y el otro no. Evidentemente se podrá argumentar que las dos parejas pueden disponer de él. Pero la realidad económica marca una diferencia real.

A modo de tormenta de ideas uno se atreve a plantear las siguientes alternativas para mejorar la competitividad en el circuito: suplementar la ración de puntos obtenidos en un torneo (que actualmente solo dependen de la ronda alcanzada más un pequeño, demasiado pequeño, bonus si vienes de fase previa) con una ración extra en caso de vencer a un preclasificado. Permitir la asistencia del entrenador solo en el caso de que las 2 parejas dispongan de él (aunque yo siempre he sido partidario de eliminar a los entrenadores de los banquillos, pero eso es un tema aparte). Eliminar 4 cabezas de serie y dejar el cuadro con solamente 4. Organizar torneos de segundo nivel donde no puedan participar las primeras 8 parejas y donde el premio en puntos sea muy suculento, de tal manera que a través de esos torneos se pueda desbancar a algún cabeza de serie.

Seguro que hay muchas más propuestas mucho mejores (en ningún caso la de hacer las parejas por decreto ya que eso es patrimonio exclusivo de los jugadores) pero en todo caso más pronto que tarde habrá que dar solución a la situación actual.

1 Comentario

Los comentarios están cerrados.

  1. Coincido con la posibilidad de considerar la imnplementación de alguna de las ideas mencionadas en el artículo. Como aporte personal, a esta altura de la evolución del deporte y con el sentido de maximizar el potencial de WPT, una medida de aplicación rápida podría ser ampliar el cuadro partiendo adelantadas las 8 primeras duplas del ranking, con la consecuente distribución equitativa y racional de premios.