Los primeros años del circuito profesional

Willy Lahoz, protagonista en parte de los primeros años de circuito y todavía hoy

Willy Lahoz, protagonista en parte de los primeros años de circuito y todavía hoy en activo

Parece que finalmente en pocos días será presentado el circuito WPT (World Padel Tour) 2014. Bien está lo que bien acaba dicen. Así que tiempo será de dedicarse a lo que realmente nos gusta que no es otra cosa que ver competir a los y las mejores jugadores del mundo.

Pero hubo otra época en la que el circuito profesional era diferente al actual, muy diferente. Un tiempo en el que el adjetivo profesional no era el más adecuado, donde los torneos eran más pequeños, los jugadores no eran conocidos y los espectadores se limitaban a los socios de los clubs donde se disputaban las pruebas.

El embrión de lo que hoy es el WPT nace a finales de los 80 en las pocas sedes disponibles en esa época. Madrid, Barcelona, Bilbao, Málaga y Sevilla fueron el núcleo de esos primeros años aunque enseguida se unieron Cádiz, La Manga o Vigo. Eran torneos, como os he dicho, mucho más amateurs que en la actualidad. Baste un dato para ejemplificarlo: residir a más de 150 km de la sede del torneo daba derecho a la pareja a disputar la primera ronda el viernes por la tarde, algo impensable en un circuito como el actual.

Suele decirse que en aquellos primeros años todos los jugadores éramos amigos, como si ahora no lo fueran. No creo que esa visión idílica de la historia concuerde con la realidad. En la actualidad los jugadores que conforman el circuito mantienen, en líneas generales, una relación de amistad entre ellos, exactamente igual que hace casi 30 años. La única diferencia es que ahora lo que hay en juego es más que antes. Por una parte la actividad deportiva es la principal actividad profesional de la mayoría de los jugadores y además ahora existe mayor presión externa (patrocinadores, seguidores, algo de prensa…) acrecentada por las redes sociales que multiplican la resonancia de cualquier resultado. Pero antes también queríamos ganar, también había piques y algún que otro altercado que ha quedado en la pequeña historia de esos años.

Pero efectivamente sí que se daban situaciones impensables hoy en día. Desde parejas que aparecían a jugar sin haber dormido y con alguna copa de más (por ser benévolo con ellos) después de una noche de fiesta, pasando por un hecho habitual en algunos jugadores como yo, que era pernoctar en casa de algún compañero de circuito (algunas veces el propio rival de primera ronda). Aprovecho para agradecer a María Waconigg y Guillermo Lahoz las muchas veces que me acogieron en su casa las veces que competí en Madrid.

Otra diferencia con nuestros días era que en esos años eran pocos los momentos en que los jugadores se reunían y los torneos se aprovechaban, una vez estabas eliminado, para entrenar y compartir experiencias y métodos de entrenamiento con el resto de jugadores. Así, era habitual si perdías el viernes, dedicar el sábado a jugar un par de partidos de entreno.

El momento estrella del año llegaba si lugar a dudas cuando los jugadores argentinos, que tenían un circuito en su país que sí era realmente profesional, desembarcaban en nuestro país para jugar los Internacionales de España y algún otro torneo anterior y/o posterior. La diferencia de nivel era abismal a favor de ellos y para nosotros era la gran oportunidad de aprender viendo lo que hacían.

Repasadas algunas historias más viejas que buena parte de los jugadores que disputan el circuito hoy en día, es hora de centrarse en el circuito WPT 2014. A disfrutar!

2 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. Gracias por acercarnos a los inicios de este deporte y como lo vivíais.
    Un saludo cordial.
    http://jgadea.blogspot.com.es

  2. lo que no comprendo es , siendo el deporte mas practicado en españa como teledeporte no compra los derechos y retransmite los torneos a partir de cuartos, asi no repetiria tantas retransmisiones una y otra vez, aun asi felicito a tve por lo menos por apostar por el tenis y no por el restling o algo asi, esta bien que les guste a los niños pero a un adulto es para hacerselo mirar, esperando con impaciencia el inicio del circuito, y deseando lo mejor para mis dos idolos lahoz y gabi reca