Descubre otra de las pasiones de Luis Enrique

Un gran número de jugadores de futbol han adoptado el pádel como el deporte a través del cual continuar vinculado con la competición una vez se retiran de un deporte tan exigente físicamente como el futbol. Esa es otra de las ventajas de nuestro deporte, con una buena base física y de coordinación se adquiere en poco tiempo un nivel que te permite competir. No es el caso del protagonista del artículo de hoy, Luis Enrique Martínez, Luis Enrique para los aficionados al futbol. Para él el pádel es un deporte más de los que practica y no el que más horas le ocupa que es por supuesto el triatlón.

El perfil de Luis Enrique como jugador de pádel lo conozco bien porque fui su entrenador. Responde al patrón de jugador de futbol traspasado al pádel. Aguerrido, excelente competidor y con carencias técnicas, que en él se notan menos que en otros porque al contrario que la mayoría ha hecho más clases que partidos. Así pues en relación al número de horas de juego su nivel es muy bueno. Quizás, y ya que siempre que hago la radiografía de algún jugador profesional, o amateur en este caso, remarco también sus aspectos negativos del juego, su punto débil sería el remate y la concepción del juego. Carencias lógicas teniendo en cuenta el bajo número de horas que ha practicado.

Luis sólo sabe implicarse en sus actividades al 100%, por eso ha aprendido tanto en poco tiempo de práctica. Recuerdo cuando era entrenador del Barça B, época en la que yo era su entrenador de pádel. Me quedó grabado con que pasión me hablaba de su equipo, de éste o aquél jugador de su plantilla o de los próximos rivales, de las tácticas a utilizar para contrarrestar las del enemigo. Evidentemente no soy un experto en futbol, o mejor dicho soy un seleccionador en potencia como casi todos, pero Luis me transmitía un amor por su trabajo y por el futbol que te hacía desear que llegara el próximo partido. El mismo amor que transmite cuando te habla de sus aventuras en bici, auténticas locuras, o de cualquier partido del Barça, la Roma o su Sporting. Para los deportistas como yo que tenemos la oportunidad, el lujo, de compartir experiencias con gente como Luis Enrique es una ocasión que no podemos dejar pasar para aprender y poder transmitir lo aprendido a nuestros pupilos.

Sólo un pero de mi relación como entrenador con Luis; no haber conseguido colocar al pádel por delante del triatlón como su deporte favorito como practicante, pero no importa demasiado, la vida es larga…

4 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. Enorme Lucho, ¿cuándo te veremos en el banquillo de tu equipo? Una insignia de toda Asturias. Un abrazo desde tu tierra.

  2. que se dedique a jugar a eso de las palas es un estupido prepotente le das la mano y no te la da asqueroso chulo

  3. aparte de no trabajar, menuda chorra q no tienen, a vivir la vida

  4. Si ya da asco de por sí, con esa camisetona muil apesta. ¿Dónde está el tabique? Grande Tassotti