Qué hacer si… mi compañero me trata mal

Difícilmente se alcanza el éxito en parejas donde no hay respeto

Difícilmente se alcanza el éxito en parejas donde no hay respeto

La respuesta a la cuestión planteada en el título del artículo de hoy podría darse con una frase, lo cual, evidentemente, sería desastroso para mi futuro como colaborador en SPORT.

Dicha respuesta sería: no jugar con alguien que me echa las culpas de todo lo malo que nos sucede en una pista, que me achaca la culpa de todos nuestros males y que, en la mayoría de las ocasiones, se esfuerza por hacer saber al resto del mundo que la causa de todos nuestros males soy yo. Y además, frecuentemente todo lo anterior hecho con malos modos y gestos de desaprobación evidentes.

Pero, si la situación descrita se sigue produciendo, ¿dónde está el secreto? ¿Por qué ese tipo de jugadores en muchas ocasiones tienen cola para encontrar pareja si tratan así a muchos de sus compañeros? Hay varias razones que pueden llevar a aguantar esa situación. La primera, más evidente, y hasta cierto punto más triste, es que muchos jugadores aguantan porque sacan un beneficio a jugar con un jugador que le falte al respeto. Caso típico: soy capaz de jugar con Pepito porque es muy superior a mí, me hará ganar partidos que con otra pareja no ganaría, y todo eso lo hago a cambio de perder mi dignidad.

El beneficio no siempre tiene que ser deportivo. Hay casos donde se obtienen otras prebendas fuera de la pista. Desde aguantar a tu jefe del trabajo hasta hacer la pelota a alguien que crees que en algún momento te puede ser útil por alguna razón.

Sin embargo, el utilitarismo no es la única causa que nos puede mover a aguantar. Otras razones más loables como la amistad y el cariño también son razones de peso para pasar un mal rato de vez en cuando. Por último, los hay que simplemente son masoquistas. No sienten las agresiones del compañero como tales y hasta se sienten bien.

En cualquier caso, y sea la razón que sea la que pueda mover a un jugador a acompañar a alguien en la pista que le trate de esa forma, debéis ser conscientes de que a vuestras espaldas el resto del grupo de habituales comentará la situación.

En el terreno de los consejos, si alguien decide interpretar el papel de muñeco de los golpes o del pim pam pum, que lo asuma como lo haría el masoquista. En las ocasiones que he visto al humillado intentar rebotarse, la batalla que se ha producido ha llegado a ser incluso desagradable, y generalmente en favor del agresor inicial. No vale la pena. Si no tienes pensado abandonar a una pareja que te falta al respeto, mi consejo es que te humilles definitivamente y pienses en el rendimiento que le vas a sacar a la penitencia.

10 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. vaya full de articulo, esperaba encontrar consejos sobre como sobreponerte o incluso como revertir la situacion. Sin embargo el consejo que das es “humillate”. Lamentable

  2. Comparto contigo Vicente, para llegar a esta conclusion, mejor no haber escrito el articulo.

  3. Evidentemente o no me he sabido explicar, lo más peobable, o algunos de visotros no habéis entendido el artículo.
    Mi escrito es justamente todo lo contrario, un alegato en favor de que se arrincone a ese tipo de jugadores que maltrata al compañero.
    A pesar de los modos empleados en la crítica, la agradezco igualmente.

  4. Hola Javier, estoy de acuerdo en parte con el post. Es cierto que hay muchos “amos” del padel que tienden a infravalorar o echar todas las culpas a su compañero pero no por esto el compañero tiene que aguantar esta situación. Para sacar rendimiento, mejor que tu lo sabe poca gente, hay que llevarse bien con la pareja y afrontar las situaciones juntos. Es como una pareja de noviazgo, hay que respetarse, quererse y sobre todo, valorarse. Dicho esto, no estoy a favor que una persona por utilitarismo lo pase “mal” en una pista porque no es bueno para nadie.

    Un saludo, te sigo leyendo.

    José Ramón Díaz

  5. Grande Javi tus artículos cómo siempre

  6. Se entiende perfectamente el artículo y es muy interesante. Ni caso a la gente que pierde el respeto.

    Saludos, te leo siempre.

  7. Grande XAVIER ^^! Yo SÍ pillé la ironía del cierre del artículo :P

  8. Habia que entender la ironia. Yo tuve un caso así y despues del “divorcio” encontré otra pareja con la que vamos prosperando en la liga del club minetras que mi “ex” lo ha dejado porque no encuentra pareja.

  9. Efectivamente, muy bueno el articulo, ante todo dignidad.

  10. Si has padecido este caso en la oficina, estamos aqui para decirte que no estas solo. Los expertos te ofrecen sus consejos para hacer frente al fuego amigo.