¿ Qué nos espera en el WPT masculino 2014 ?

Reca - Nerone empezarán el año como pareja 6 WPT

Reca – Nerone empezarán el año como pareja 6 WPT

A estas alturas de la temporada ya tenemos confeccionadas la mayoría de parejas WPT tanto en categoría masculina como en femenina. Ciertamente es difícil adelantar cuáles serán los resultados a finales de año, pero sí podemos asegurar que las primeras parejas masculinas han apostado por mantener el statu quo.

No analizaremos hoy una a una a las principales parejas del 2014. Todos las conocemos ya y, o son las mismas del pasado año, o son parejas que conocemos de años anteriores (están en este grupo Paquito Navarro – Allemandi y Muñoz – Santana). El problema finalmente no es que volveremos a presenciar partidos que hemos visto muchas veces. Lo que nos tiene que hacer reflexionar es que muy posiblemente los resultados serán similares a los del año pasado. No me imagino, por ejemplo, a Mieres – Lima ganado varios partidos a Belasteguín – Díaz, ni perdiendo demasiados partidos con el resto de favoritos. Lesiones al margen, pocas incógnitas se nos presentan. Quizás ver hasta donde es capaz de llegar el grandísimo Sanyo Gutiérrez junto a Maxi Sánchez, si Lamperti – Grabiel recuperan una posición entre los 4 primeros preclasificados (cosa bastante difícil), o si empezamos a vislumbrar el declive de alguno de los jugadores más veteranos.

Por debajo de las primeras 8 parejas solamente la 9, Quiles – Silingo, tienen posibilidades reales de acceder a desbancar a una de las 8 primeras, aun cuando el sistema empleado de 8 cabezas de serie les complica mucho el acceso a dichas plazas incluso demostrando que pudieran ser mejores que alguna de ellas. Estoy convencido que las parejas 5 a 8 tendrán en cada torneo un ojo puesto en la actuación de la pareja 9, a la que desearán todo tipo de males (deportivos por supuesto).

Cuáles son las razones que nos llevan a tener año tras año un circuito con tan pocos cambios. Yo adivino 4: la primera es la asunción por parte de los jugadores de que los que están encima del ranking son realmente mejores que ellos. En este sentido el circuito tiene el problema de que los partidos se repiten demasiadas veces y eso acaba por minar la confianza de los perdedores.

La segunda es que estos últimos años, coincidiendo con el boom del pádel, los jugadores situados en las primeras posiciones del ranking obtienen unos ingresos anuales que los convierten en algo más conservadores que tiempo atrás, cuando había poco que perder en caso de descender en la clasificación.

La tercera es que realmente los 16 jugadores que componen las 8 primeras parejas, son, sino los 16 mejores, sí 16 de los 18 o 20 mejores.

La cuarta y última es que falta juventud en los mejores jugadores. La juventud es atrevida y arriesga más. El circuito necesita la llegada de los nuevos valores argentinos y españoles, algunos de los cuales ya empiezan a estar preparados, para remover el ranking.

Eliminadas las causas que impiden el baile de parejas, a medida que descendemos en el ranking sí se producen numerosos cambios. Hay menos que perder, más juventud y por tanto se pueden asumir más riesgos. En esa zona del ranking entre la pareja 9 hasta las últimas de cuadro final habrá mucha más incertidumbre. Podremos comprobar la evolución de los más jóvenes y ser testigos de como preparan su asalto a las 16 plazas top del ranking.

Dejamos para otro día el análisis del circuito femenino 2014, que se presenta más entretenido que el masculino.

3 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. Hombre, si que es verdad que los mejores van a seguir siendo los mejores, pasa lo mismo en el fútbol, y en el tenis, pero yo creo que este año jóvenes jugadores se van a colar en más finales, por ejemplo Sanyo, Quiles, y poco a poco irán habiendo alternativas españolas, por el bien del espectáculo.

  2. El circuito está sencillamente aburridísimo. Quizá va siendo hora de cambiar algunas reglas de la competición para hacerla más variable y contribuir al espectáculo. Se ha hecho en todos los deportes y cuando la gente se aburra de ver siempre las mismaa finales habrá llegado el momento. Parece que está cerca.

  3. Yo no estoy de acuerdo con vosotros, ni con mi admirado Casadesús :) Todas las causas descritas en el artículo, si bien son CIERTAS, son la consecuencia natural de la profesionalización. A mayor profesionalización menores riesgos. Si se me permite la comparación, por ejemplo, de un entrenador de fútbol, no se la va a jugar con un canteranos sabiendo que si el resultado es desfavorable nadie le va a ‘perdonar’ por innovador. La champions league no la va a ganar el SALHCKE, la NBA no la van a ganar los BUCKS, la LIGA no la va a ganar el Almería y la pareja 32 del circuito de WPT no va a ganar ni una sola parada. Alguna pareja podrá sorprender (ójala) pero al igual que todo deporte profesional y asentado los cetros de poder se mantendrán, por historia, confianza, mayores recursos, mayores partners, ingresos, mejores coach, etc…

    Gracias por el blog, es FABULOSO ^^!