Sabia decisión

La pista de la discordia

La pista de la discordia

Estaba cantado. Los organizadores del boicot al torneo del WPT de la ciudad de Mérida, que debía disputarse del 4-10 de mayo en el anfiteatro romano de dicha ciudad, tenían todos los ases en su poder. Una presunta protección de un espacio declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO,  y el lógico temor de los patrocinadores del circuito, solo podían desembocar en la renuncia de WPT a organizar el torneo. Incluso antes de que se hicieran públicas las decisiones finales por parte del ayuntamiento de Mérida.

Lógicamente, a cualquiera que se le pregunte acerca de la posibilidad de que un monumento tan importante sea destrozado por las grúas que montan la pista del WPT. Y si queda algo en pie, allá estarán los espectadores, en tan históricas gradas, para rematarlo, responderán sin dudar que se oponen. Faltaría más.

Poco importan los informes de los técnicos que defienden la inocuidad del montaje. La política arrastra sus informes con la misma facilidad que Lamperti saca la pelota por la valla lateral de 3 metros. Ni tampoco que estos días las redes sociales se hayan inundado de fotografías de actos realizados en este y otros anfiteatros romanos (dicho sea de paso diseñados en su origen para, entre otras cosas, eventos deportivos), con escenarios e instalaciones que como poco igualan al proyecto del torneo del WPT. La política también puede con ello.

Y WPT qué puede hacer. Nada, simplemente huir tan rápido como sea posible de este oscuro asunto político, enmarcado en este año electoral, donde lo de menos es el anfiteatro y el circuito WPT. Huir es la única alternativa, y se entiende. Los patrocinadores del circuito, los que hacen que la rueda pueda girar, invierten mucho dinero con la esperanza de que sus productos serán más vendidos. Y lo último que quieren es conseguir precisamente todo lo contrario, ya que la recogida de firmas para que no se celebre el torneo podría ser el paso previo al boicot de sus productos. Sabia decisión pues. Y la única posible. El torneo estaba muerto desde el mismo momento en que se inició la campaña.

Pero lo importante no es lo que ha sucedido. Lo verdaderamente importante es que para ciertos sectores de este país el pádel sigue siendo un deporte para algunas élites, un deporte que puede ser utilizado como arma arrojadiza de unos grupos políticos contra otros. Porque no imagino yo el mismo ataque si estuviéramos hablando, por ejemplo, de una carrera popular.

Al parecer, a pesar de ser un deporte totalmente transversal en la actualidad, todavía se arrastra en algunas cabezas mal pensantes el origen elitista, que sí lo tuvo, de nuestro querido deporte. Seguiremos remando.

6 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. Así es Xavi, al final todo es política y se acaba dejando a muchos sin poder disfrutar del World Padel Tour en su ciudad, el mayor espectáculo para los amantes del padel. Si en lugar de padel estuviéramos hablando de fútbol, el espectáculo debería continuar sin importar “los detalles”. Lo de que el padel es un deporte elitista debería ser un mito del pasado, he practicado varios deportes y el padel es sin duda uno de los más accesibles en todos los sentidos.

    Saludos

  2. Hola Javier,

    Como bien dices, al final la organización no quiere verse en medio de un “conflicto político” con los problemas de “reputación” que eso significa.

    Indepenedientemente de si la ubicación es o no es acertada, si existe o no existe peligro para el patrimonio, Mérida a perdido una gran oportunidad de promocionarse y también de aprovechar el “tirón ecnonómico” que supone un evento de estas características.

    La imposibilidad de buscar una alternativa o un acuerdo válido para todas las partes ha propiciado que este año , el tren del WPT pase de largo. ¿Habrá otra oportunidad? … Visto lo visto, quizás no!

  3. A ver por partes, primero y ya que lo más importante es la conservación del anfiteatro, un monumento declarado Patrimonio de la Humanidad, no existió ningún informe técnico, quién diga lo contrario miente.

    Los únicos qué dieron el sí, fueron la consejera de cultura y el director del consorcio, casualmente los dos únicos cargos dependientes de decisiones políticas… la mayor parte de arqueológos estaban de acuerdo en que el uso del anfiteatro no era muy adecuado.

    Por otro lado, y aquí es donde entran los jugueteos políticos de unos y otros, no se han querido buscar soluciones intermedias, que haberlas había y tan buenas y espectaculares como la del anfiteatro.

    En definitiva, todo este embrollo es un claro y vergonzoso ejemplo de como funciona la política en este país, donde al final el único perjudicado es el ciudadano

  4. Y yo que esperaba un post con la “porra” de la temporada 2015 :-)

  5. Decepcionante organización del world papel tour en padelarium, muy poco aforo. Ademas esta tarda no llovía se podia haver jugado en el polo. Después de coger 2 trenes y andar 4 km me dicen que no entrara nadie mas porque hay demasiada gente. Muy mal organizado.

  6. Xavi, soy como tú, un perjudicado. Tengo un abono para todo el torneo. Antes que criticar, hay que ser conscientes de las dificultades de improvisar por razones meteorológicas.
    Una de las peculiaridades del torneo del Polo comparando con el resto del circuito es la de ser al aire libre. Han encontrado la solución de jugar los partidos en el Padelarium, no se me ocurre otro sitio con más capacidad que un indoor para jugar los partidos de ayer y hoy.
    Si hubieras llamado a Padelarium y hubieras preguntado como he hecho yo, te hubieras ahorrado el disgusto.
    Has tenido falta de previsión, lo mismo de lo que te quejas sobre los organizadores del circuito.
    Soy un simple aficionado, que ama el padel, y al que le gusta ser objetivo y justo antes de criticar.
    Saludos, y espero no te lo tomes mal.

    Salud al padel!