¿Son mejores los jugadores de revés?

Uno de los tópicos más recurrentes de nuestro deporte es que el “bueno” se coloca en el revés. ¿Qué hay de cierto en tal afirmación? En mi opinión la frase tiene trampa aunque mejor será que la analicemos en profundidad.

Mi tesis es que más que ser el bueno el que se coloca en el revés, es el revés el que hace mejor al jugador que se coloca en ese lado para restar. Antes de dar los razonamientos que me llevan a pensar así, dos premisas: la primera es que muchos jugadores tienen un lado natural de juego atendiendo a sus características técnicas, tácticas, mentales y físicas. Por ejemplo, un jugador bajito, con poca fuerza, listo e inteligente en la pista y no demasiado rápido es un jugador destinado a colocarse en el lado de la derecha, y situarlo en el revés sería poco menos que acabar con él. De la misma manera, un jugador alto, con buen remate de potencia y con necesidad de protagonismo continúo es uno de los prototipos de jugador de revés. Con jugadores como los de los ejemplos, la disquisición del lado a escoger tiene poco sentido, ya que parece claro que sus cualidades les predeterminan.

Un segundo aspecto que quiero resaltar es que en pádel profesional el juego se reparte mucho más entre derecha y revés, no pudiendo ayudar tanto el jugador de revés al de derecha ya que el juego tan rápido  le impide desplazarse al campo del compañero con regularidad, debido al peligro de dejar el campo mal cubierto. Algunos jugadores con esa tendencia, como Miguel Lamperti, tienen que trabajar en el sentido de dejar jugar más a su compañero.

Volvamos a la tesis que planteo. Por qué digo que el lado es mayoritariamente el que hace bueno al jugador. La razón es sencilla; la mayoría de los jugadores somos diestros y eso nos coloca en posición de golpear con nuestro golpe de derecha en la mayoría de ocasiones, ya que un gran porcentaje de pelotas lanzadas por nuestros rivales vienen por la zona central de la cancha. Golpear de derecha pelotas centradas nos permite por razones técnicas y de fuerza, dirigir de una manera más fácil y con mayor velocidad nuestros golpes, con lo cual el repertorio de jugadas a nuestra disposición y la posibilidad de lucir y tener protagonismo es mucho mayor. Además, cuando nos desplazamos a cubrir alguna pelota de mi compañero tenemos también dos ventajas: de una parte nos desplazamos hacia la derecha y el brazo de golpeo es el que está en ese lado, y  golpeamos también de derecha que siempre es el golpe más fiable.

No es casualidad por lo tanto que en las dos primeras parejas del ranking WPT los jugadores de derecha, Juan Martín Díaz y Pablo Lima sean zurdos. En realidad es como si dichas parejas jugasen con dos jugadores de revés. Tampoco veréis a ningún buen jugador zurdo jugando en la zona de revés.

6 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. No me parece que la pareja Lamperti-Grabiel deba cambiar esa estrategia que tienen. Cuando llega el globo adecuado lamperti acaba el punto contundentemente con su remate x3 para ganarlo. Maxi trabaja muy bien los puntos con las bandejas y voleas y simplemente cuando pueden definir el punto lo hacen.

  2. No estoy en absoluto de acuerdo con Javier en esta entrada. Me parecer coger el rábano por las hojas para explicar algo en una entrada que es más que evidente. El jugador del revés es más versátil, se mueve más, más bandeja, más víbora, más todo. Cómo dices que se vuelve mejor por jugar en el revés por el hecho de que las bolas que van al centro las saca con la derecha? Sin sentido. Las bolas que van al centro son bolas, normalmente, defensivas. Con bolas defensivas no creo que un jugador pueda lucirse, o como dices tú, hacerse bueno por ese motivo. El jugador del revés resta de revés en el saque, lo cual ya es más complicado, cubre las bolas centrales, incluso muchas veces se desplaza detrás del compañero para aprovechar la mano derecha. Tiene más desgaste físico y técnico. Recurrir a jugadores zurdos para validar tu teoría me parece sumamente ridículo. Un abrazo a todos los amantes de este deporte.

  3. Pues yo estoy completamente de acuerdo con Casadesús, la diferencia entre un buen y un gran jugador es que es último juega y hace jugar, Miguel es un buenísimo jugador pero que tiene el defecto (pocos pero tiene) de hacer pequeño el juego de todas sus parejas.
    Por lo demás un jugador de revés diestro cubre su punto débil con la dificultad de la cercanía de la reja, en cambio el gesto fuerte lo tiene en el punto débil de la pareja, el centro de la cancha.
    Es casualidad que las 2 primeras parejas masculina y la 1ª femenina sean un diestro y un zurdo?? a mi entender no….
    Y en cuanto al físico, los entrenamientos de un jugador de derecha son lineales o en forma rectangular, los del jugador de revés son triangulares y en base a ambos factores gira su planificación física, gimnasio, músculos a fortalecer, trabajo excéntrico e incluso la fisioterapia y por tanto su nutrición.
    Un abrazo a tod@s!!!

  4. Buenas a todos, Xavi Casadesus es muy buen jugador y para ní mejor entrenador.

  5. son todos unos pelotudos…..dejen de hablar pavadas y pongansen a practicar para ser mejores en el math y nada mas>!!!!!!!!!!os carajo culeados!!!

  6. ladrones putos vigilantes