Willy, no te retires

Willy-Madrid

Willy Lahoz durante un partido de esta temporada

Si tuviera que citar a los jugadores que más han contribuido a mi formación como jugador, como entrenador o simplemente los que más me han hecho disfrutar, el número rondaría la veintena. Jugadores ya retirados como Óscar y Joaquín Not, Pablo Semprún, Roby Gattiker, Pali Rovaletti o el mismísimo Ramiro Choya, de vuelta este año al circuito después de unos años retirado de la alta competición, formarían parte de esa selección.

Pero 4 jugadores destacan por encima de todos. Los dos primeros evidentes: Juan Martín Díaz, el genio de nuestro deporte, el hombre de los golpes imposibles, de los reflejos sobrehumanos, un depredador que lleva más de 15 años en lo más alto. Y Fernando Belasteguín, un jugador al que posiblemente citaríamos como el mejor en pocos aspectos del juego (quizás, eso sí, en alguno más de los que pensemos a bote pronto), pero con un vicio tremendo y demoledor: sea quien sea su rival, sea cual sea su forma de juego, sea cual sea la pista y las condiciones climatológicas, él gana.

Quizás os sorprenda el tercer jugador al que citaré, Sanyo Gutiérrez. Ese chico es la principal amenaza para Belasteguín – JMD. El único jugador capaz de jugar realmente al nivel de los mejores. Y con esa combinación de destreza, suavidad y potencia que lo convierten en un placer para la vista.

El cuarto y último jugador es Guillermo Lahoz. Willy es arte puro. Un jugador al que yo he visto ¡Ganar tres puntos seguidos de resto directo jugando contra una pareja top! El único jugador al que se le puede permitir estar por encima de derrotas o victorias, como aquel Quijote al que la realidad poco le importaba a la hora de librar sus batallas. Un jugador que nunca ha entendido lo que significa pasar la pelota al otro lado del campo sin la intención de ganar el punto, porque como gran artista, las obras mediocres no están hechas para él.

Pero Guillermo, así le llaman en casa, piensa en retirarse. Su edad, superados ya los 40, la familia, los negocios y la exigencia del circuito, son una buena excusa para dejarlo.

El pasado jueves tuve la fortuna de presenciar gran parte del partido que enfrentó a Willy y Enric Sanmartí contra Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez. Si a las referencias anteriores sumáis que fui el entrenador de Enric en sus primeros años de pádel y compañero durante 10 años, entenderéis que para mí era un partido especial. El partido fue increíble, hubo potencia y talento, mucho talento. El nivel de Willy y Enric fue espectacular y solo un punto les separó de la victoria ante una pareja que en el mismo torneo derrotó a Lima – Mieres, la pareja número 2 del mundo sin lugar a dudas y que terminó por alzarse con el título.

Horas después le envié un wapp a Willy donde le pedía que no se retirase. Él en estos momentos tiene que tener dudas. A pesar de los condicionantes de edad y familiares seguro que se sabe competitivo, lo demostró esta misma semana.

Supongo que a María, su mujer, no le hará demasiada gracia este artículo. Espero que me perdone porque sabe que lo escribo desde el cariño y la admiración, pero no me gustaría que Willy, una vez retirado, se quedase con aquel puntito de pensar que habría podido jugar un tiempo más. Y que caray, que estoy seguro que muchos deseamos que siga también por egoísmo, para seguir disfrutando de uno de los mejores jugadores que ha dado nuestro deporte.

9 Comentarios

Los comentarios están cerrados.

  1. Que grandes artículos escribes! Sólo decir una cosa que sino rebiento. Después de ver muchos partidos por internet, para mi el mejor jugador con diferencia es Belasteguín. Si no fuera por él JMD no podría jugar tan avanzado y demostrar sus reflejos, ya que Bela le cubre muchísimas bolas que otros jugadores no podrían. Y 100% de acuerdo que Bela siempre gana, por su carácter y para mi porque todos sus golpes hacen daño.
    A ver si alguien podría poner un enlace con algún partido completo de Willy, sería un placer.

    Saludos

  2. Willy un GENIO! Tuve el gusto de verlo jugar por primera vez, y sorprenderme con su nivel por cierto, en el Open del Mundial 94 en Mendoza Argentina y luego varias veces más. Para mi, hasta ahora, el mejor jugador español que he visto.

    Saludos!

    HORACIO

  3. compartimos tertulia improvisada en el agora despues del memorable parttido de lahoz acompañado de un gran sanmarti, es una pena que se retire, para mi es el jugador mas plastico que hay en el circuito una gozada verlo jugar, personalmente yo tambien le he pedido que no se retire, al menos que haga unas incursiones en el circuito y a poder ser que juegue por el mediterraneo

  4. Javier, hace unos días, acá en Argentina, hablé con Willy y le planteé lo mismo que decís acá. Mi admiración por Willy es absoluta, y yo que no tengo la oportunidad de verlo seguido, intenté no perderme ni un punto de su paso por acá para llenarme los ojos, con la rara sensación que podía ser la última vez que lo vea como profesional.
    He visto muchos jugadores, desde fines de los `80, pasando por los gloriosos ´90 de Argentina, y Willy está desde que lo conozco entre los que, en medio de la locura de partidos que es un torneo profesional, intento ver disfrutando del juego, aislándome de todo lo demás.
    Willy, no te retires!

  5. Creo que entre todos le hemos convencido a Guillermo y al final seguirá al menos un año más para deleitarnos con su juego, yo también estuve en el partido del Ágora en Valencia y en la tertulia posterior y los que estábamos alli incluido Enric deseábamos que siguiera. Esperemos que con Godo,( gran jugador por otro lado) nos deleiten con su magia. Gracias Guillermo por seguír un año más.

  6. …y menos mal que no lo hizo. Hoy en San Fernando ha vuelto el mago que nunca se fue!

  7. Verdaderamente valió la pena acabarle de convencer (nunca le vi totalmente convencido de retirarse) y si entre todos pusimos nuestro granito de arena para que no lo hiciera, el placer que nos ha producido ver los dos últimos torneos con Bela ha hecho que a algunos se nos pongan los pelos de punta y nos emocione. Al final el Padel ha hecho justicia con Guillermo premiandole con títulos como se merece y dejándole mostrar el talento que lleva dentro.

  8. Con el tiempo y esfuerzo hay jugadores que son capaces de jugar muy bien, a un nivel altísimo ( a padel, o a lo que sea).

    Hay otro tipo de personas que se caracterizan por tener un talento especial, sea en la disciplina que sea, y Willy es de esas personas especiales, personas dotadas de un talento mágico. Eso se tiene o no se tiene, no se adquiere.

    Sólo nos queda disfrutar de ese talento por el máximo de tiempo posible. ;-)